domingo, 29 de agosto de 2010

Las Memorias de Vegeta (Entrada 3)



16 de Junio 791 6:35pm

La inesperada reacción de Bulma mas que dejarme perplejo me puso furico, ¿Qué rayos tenia esa mujer en la cabeza?, no comprendía que fue lo que le molesto tanto. Desconcertado y fuera de mis casillas decidí seguirle; le alcance cuando estaba a punto de cerrar la puerta de su habitación, al verme se apresuro a azotarla, pero la detuve con suma facilidad con una mano, me miro a los ojos con severidad y dijo - ¿no haz sido suficientemente patán por un día? Lárgate, fuera de mi vista- entonces note que sus ojos estaban llorosos y sus mejillas enrojecidas, ver esto hizo que mi pulso se aclarara, sentí un hueco en el estomago y mis piernas empezaron a perder fuerza, quería decir algo, quería que me dijera porque respondió de esa manera… pero en vez de eso, solté la puerta y me marche, corrí de vuelta a la terraza y despegue a toda velocidad.


Volé sin rumbo por horas, hasta terminar en un páramo desolado necesitaba ordenar mis pensamientos, tener a Bulma cerca rompía mi concentración y ahora incluso verla a los ojos me hacia perder el temple. La desesperación comenzaba a apoderarse de mi, descargue mi frustración golpeando el suelo, destruyendo montañas con mi poder, el suelo temblaba como si me temiera cada vez que liberaba mi energía… pero la destrucción que estaba causando no me producía alivio o placer alguno como solía hacerlo antes; cuando sentí que mi cuerpo me pedía descanso decidí volver a la ciudad del oeste.

Cuando arribe a casa la noche estaba ya entrada, había estrellas llenando el cielo y  la luna llena brillaba con magnificencia, de tener mi cola aun me habría transformado en un mono gigante, pero aun sin ella podía sentir como los rayos Blutz vigorizaban mi cuerpo, la historia de Kondai (ver apéndice) llego a mi mente al pensar que quizás lo que sentía yo en este momento fue lo mismo que sintió Gaimoya “el conquistador” en su primer encuentro con Niono.

Con estos pensamientos en mi cabeza mientras flotaba encima de la casa comencé a descender hacia la terraza sin darme cuenta que había alguien mas ahí. Al tocar el suelo note la silueta que se asomaba por la puerta corrediza, era Bulma… me quede paralizado, ella era la ultima persona que esperaba ver en este momento, todas las luces de la casa estaban apagadas, supuse que todos estarían ya dormidos, ¿Porqué estaba ella ahí?

-         Estaba preocupada- dijo de pronto casi susurrando.
-         ¿Que?.
-         Te fuiste de tan de repente… pensé que te habías marchado para siempre- note que su voz comenzaba a quebrarse.

Camine hacia ella y la sujete por los hombros.

-         ¿Porque?... ¿Por qué no puedo sacarte de mi cabeza por mas que intento?
-         Vegeta…
-         Soy un guerrero de elite, ¡el príncipe de los saiyajin!... tales pensamientos deberían estar por debajo de mi persona- mi razocinio se estaba haciendo pedazos, ni siquiera pensaba las palabras que salían de mi boca.
-         ¡Me lastimas!- su cara mostró una mueca de dolor, sin darme cuenta estaba apretando con demasiada fuerza.

Le solté al instante y ella retrocedió un paso sujetándose los hombros para aliviar el dolor; sin saber que hacer comencé a darme la vuelta para irme de nuevo, pero una mano suave pero firme tomo la mía negándose a dejarla ir – no te vayas – dijo con un hilo de voz. Sus ojos llenos de lagrimas me miraron, a la luz de la luna brillaron como dos zafiros, me gire lentamente para quedar frente a ella, separados por un mínimo espacio entre nosotros nos quedamos en silencio mirándonos a los ojos. Una sensación de incertidumbre recorrió mi espina, me sentí avergonzado por mis ganas de salir huyendo de ahí, pero algo en mi interior me impedía moverme, y lo peor era que ahora sabia que era me provocaba esas emociones tan inapropiadas para alguien como yo.

El cansancio me esta empezando a pesar, continuare el día de mañana.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

eres tan bueno o buena... me sorprender... tengo a la voz de vegueta en mi cabeza O.O I ♥

Anónimo dijo...

EXCELENTE!! hasta senti un escalofrio!! jaja

Anónimo dijo...

Hermoso...tenes muchisimo talento...yo tambien me puedo imaginar la voz de vegeta...segui asi

Mariana Galicia dijo...

Estoy enganchada de la historia y enamorandome otra vez también tengo las mismas sensaciones y sigo imaginando a Vegeta frente a Bulma. Aunque es un poco difícil de creer. Es fantástico poder tener un lado de esa historia. Gracias <3