martes, 14 de marzo de 2017

¿Es Goku un Otaku?




En el post anterior empecé a hablarles del porque Dragin Ball Super no me parecía tan bueno como sus iteración anteriores y al final del post surgió una idea, un pensamiento vago que emergió de mi mente mientras analizaba la manera en la que se presenta a Goku en esta nueva serie.


Probablemente para estas fechas, quizás ya hayan escuchado sobre la declaración del mismo Toriyama en una entrevista acerca de cómo no estaba de acuerdo con la manera en la que se presentaba a Goku en el anime de Dragon Ball Z y GT, como si fuera un héroe justo, de buenos y afianzados valores y que pone a los demás por delante de sí mismo; de acuerdo con el autor, ok fue pensado como un héroe más humano, con fallas y aciertos, pero principalmente egoísta, en palabras de su creador: “Goku no pelea por los demás o por salvar el mundo, pelea por sí mismo y para superarse”.


En principio no estaba de acuerdo con esta afirmación, sobre todo porque mi versión favorita de Goku es la de GT, donde se muestra a un Goku Irónicamente más “maduro” consiente de su familia y preocupado por su bienestar. Pero reflexionándolo, tiene muchísimo sentido.


Desde niño Goku siempre mostro más interés por pelear que por sí mismo, habiendo crecido solo y aislado del mundo por tanto tiempo su supervivencia y satisfacción era lo principal para el; al conocer a Bulma y viajar con ella empieza a conocer más gente y su mundo se amplia de una manera exponencial. Pero sin embargo es tan ajeno a las necesidades y el ego de los demás que a los ojos del espectador Goku parece burdo, vulgar, tonto y principalmente egoísta, esto último remarcado en varias ocasiones por Bulma e incluso en una ocasión por sí mismo durante la batalla con Cell: “Pídele a tu mama que me disculpe… al final siempre hice lo que quise”. Durante la saga de Piccoro en Dragon Ball Krillin, El maestro Roshi, Chaos y muchos otros peleadores son asesinados por Piccoro y sus secuaces, sin embargo Goku no va en busca de los villanos para salvar el mundo, va en busca de venganza, es precisamente esto lo que facilita su derrota frente a tamborín en su primer encuentro, su sed de sangre es tal que no piensa claramente y se ve sobre cogido por su oponente, más adelante durante el torneo de las artes marciales, tras acabar su pelea con la reencarnación de Piccoro este le da una semilla del ermitaño y le permite escapar a pesar de las protestas de todo el mundo, aun sabiendo el riesgo que representa dejarlo escapar a el solo le interesa pelear con el nuevamente.

Este comportamiento se ve repetidamente a lo largo de su vida y no es sino hasta finales de Z donde vemos un mayor cambio, muy similar a la actitud de Vegeta al nacer Bra, Goku se vuelve más un hombre de familia tras el nacimiento de su nieta pan (¿será que las niñas les ablandan el corazón a los saiyajin?) y luego vuelva a tirar todo por la borda al aparecer Ub, pero nuevamente vemos un cambio en Goku en GT tras viajar en compañía de su nieta y Trunks para salvar la tierra.

No trato de hacer ver a Goku como la peor persona en todo Dragon Ball, sin duda también lo hemos visto  realizar acciones de bondad y altruismo en muchas ocasiones, pero quiero sentar bien las bases antes de explicar el significado del título de esta entrada. En Dragon Ball Super hemos visto a Goku comportarse no solo como un ignorante, sino como un tonto, egoísta y hasta cretino, una conducta que he visto antes no solo en otros animes, sino en otras personas a mi alrededor y en mí mismo… Otakus.

Según Wikipedia un otaku es: “En Japón, el término otaku puede ser usado como un término para una persona con un interés obsesivo de cualquier tema en particular, afición o cualquier forma de entretenimiento. El término otaku puede ser aplicado tanto a hombres como a mujeres. Por ejemplo, Reki-jo se trata de mujeres otaku que están interesadas en la historia japonesa.” 


Ahora bien,  ¿tiene Goku un interés obsesivo? La respuesta más sencilla es que sí, pero no es la comida, no es el entrenamiento, ni siquiera son las artes marciales; su obsesión son las peleas y todo lo que hace es para pelear con seres más fuertes; come comparte de sus necesidades básicas, con el apetito característico de su especie dado su alto consumo calórico, entrena arduamente, aprende y desarrolla nuevas técnicas, pero no bajo los fundamentos del Budo que es la mejora del espíritu y la persona, sino por el simple hecho de volverse más fuerte, se involucra intencionalmente en peleas con seres más fuertes a pesar de las advertencias de seres con un entendimiento mayor del universo, dioses literalmente, y lo hace sin pensar en las consecuencias o repercusiones que estos actos desencadenan no solo para el sino  para todo el universo en esta última ocasión.

Estas características podemos notarlas en nosotros los otakus en distintos grados, gastamos la mayor parte de nuestros ingresos en nuestros hobbies, nos alienamos de aquellos que no comparten nuestros intereses, a meno descuidamos nuestras relaciones interpersonales, sobre todo con nuestras familias y en nuestro afán de darnos gusto con aquello que nos apasiona hemos incurrido en actitudes autodestructivas (al menos puedo decir que yo si lo he hecho) como abusar de nuestro crédito, descuidar estudios o trabajo y hasta nuestra propia salud.

Lo que me llamo la atención de esta nueva versión de Goku es la manera en la que estas actitudes se presentan más de frente que nunca y la reacción adversa que tienen en sus seres queridos y allegados, lo cual me pone a pensar que quizás Akira Toriyama está usando a su creación como un vehículo para crear conciencia en una sociedad donde el Otaku Japonés a menudo tiene un impacto mayormente negativo en sí mismo y en los que le rodean aún más que los otakus en occidente. Recordemos que recientemente Goku se ve confundido por las “muestras de afecto” (un beso) cuando Trunks le dé una semilla del ermitaño a Mai boca a boca indicando que nunca ha hecho algo así con su esposa (cosa que es mentira al menos en el anime) 

esto bien podría ser un llamado de atención hacia los otakus del anime, manga y juegos que prefieren a las chicas 2D que a una mujer real, actualmente Japón cuenta con un alto déficit de natalidad que está gestando una crisis para los adultos mayores y la economía del país, obviamente no es todo culpa de los otakus, pero entienden a qué me refiero.

No puedo asegurar que este sea verdaderamente el propósito de Toriyama, pero tampoco podemos descartar que las acciones de Goku son demasiado drásticas como para solo ser malas decisiones argumentales pero “¡hey es solo una teoría… una teoría de anime!” #mattpat #filmtheory #don’tsueme